“Me voy a hacer una prospección”. “A una… ¿qué?” Seguro que esta conversación te suena.  Si trabajas en el sector de eventos, es más que probable que hayas tenido que explicar más de una vez lo que es. Aunque la definición de la RAE que más se le parece es “Exploración de posibilidades futuras basadas en indicios presentes”, los organizadores de eventos hemos terminado haciendo nuestro el concepto para referirnos a una visita en la que conocer in situ las oportunidades que ofrece un espacio o un destino.   

Un viaje de prospección es la llave maestra con la que vamos a descubrir todo lo que podemos llegar a encontrar durante un futuro viaje. También nos puede ayudar a conocer nuevas opciones que podremos incluir en futuros programas.  Es un ensayo general que nos va a ayudar a afrontar con soltura los posibles imprevistos que no podamos encontrar cuando hagamos el viaje de incentivo. 

 

Por qué hacer un viaje de prospección.Viaje de incentivo temático en New York.

También son una buena forma de evaluar las primeras impresiones de los clientes en el destino seleccionado e ir haciendo cambios respecto a la programación, etc. Los viajes de prospección marcan la diferencia para hacer que el viaje sea totalmente personalizado. Cada cliente tiene unas necesidades: se dirige a un target, tiene un histórico, un presupuesto… 

¡Un mismo destino puede proponer diferentes tipos de eventos en función del enfoque que queramos darle!  

 

Viaje temático, prospección temática 

Un viaje de incentivo original y a la medida es el toque estrella para que los invitados se sorprendan. Y para conseguirlo, el método más eficaz es la tematización, lo que conlleva una prospección más exhaustiva y concreta.  

¿Será igual la preparación de un viaje de incentivo en agosto que en noviembre? La ciudad es la misma, pero está en nuestras manos hacer que la experiencia sea diferente. En el viaje de incentivo que organizamos para Wella aprovechamos todo el potencial que tienen las fechas navideñas y lo convertimos en irrepetible. 

Sin dejar de lado las visitas obligadas, fuimos de compras para aprovechar las ofertas del Black Friday, cenamos pavo en thanksgiving, nos pusimos jerseys navideños y disfrutamos del espectáculo de la Navidad en el Radio Cityhall “Christmas Spectacular”. 

Es por ese motivo, que cuando hicimos la prospección del espacio, nos centramos en las actividades que íbamos a hacer teniendo en cuenta la estacionalidad. ¿Qué sentido tendría ir a ver espacios y actividades relacionadas con la temática de Halloween? 

Los viajes de incentivo tematizados consiguen una mayor inmersión por parte de los asistentes. ¡Y esto conlleva a generar un mayor efecto recuerdo!  

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario