Hacemos eventos de primera, pero ¿quién ha dicho que no hay margen de mejora? Existe un factor intangible que nos dice si las cosas han ido bien. Sin embargo, para saber si continuamos por el mismo camino o hacemos algunos cambios, es interesante hacer una evaluación de resultados y medir el Retorno de la Inversión (ROI).  
 

Medir

Kick off para Fibratel.

¿Por qué medir el ROI en los eventos? 

Si cuando organizamos un evento seguimos una estrategia, nos resultará más sencillo medir los resultados y, por tanto, saber si hemos cumplido las expectativas. Medir el ROI en los eventos puede ayudarnos de muchas formas: 

  • Podremos conocer hasta qué punto ha resultado rentable la acción al completo dentro de todo el plan de marketing.

 

  • Seremos más óptimos a la hora de planificar: Si averiguamos cómo podemos rentabilizar más el evento nos ayudará a lograr mejores eventos en el futuro. Analizando los números  del ROI sabremos cómo afrontar nuestros errores la próxima vez y cómo eliminar algunas inversiones en próximos eventos.  

 

  • Los eventos como fuente de información: Un evento puede ser un buen método para obtener datos sobre los asistentes. Para que conseguir los datos que necesitamos, debemos ser capaces de analizar los indicadores necesarios.  
     

¿Cómo medimos el ROI en los eventos? 

Cuando queremos medir la repercusión de un evento, el primer paso es fijar previamente unos KPI o indicadores clave de rendimiento. Saber si los hemos alcanzado nos permitirá evaluar si nuestro evento ha sido un éxito.

  
Para medir el ROI, además de calcular la diferencia entre la inversión y el ingreso, necesitaremos fijarnos en una serie de variables cualitativas.

  • Impacto en medios de comunicación: Si conocemos las tarifas publicitarias, podremos hacer una estimación sobre cuánto hubiera costado estar presente en medios de calidad, y por lo tanto el ahorro que ha conseguido la empresa enviando una nota de prensa.  

 

  • Impacto en redes: Para calcularlo, estudiamos cuántas veces se ha compartido el hashtag del evento, monitorizar si se ha mencionado la marca o el producto, vídeos o imágenes que se han realizado, etc. Además, si al evento han acudido influencers de forma gratuita, también deberemos conocer sus tarifas publicitarias para calcular la rentabilidad del alcance obtenido y la visiblidad de marca que nos ha proporcionado.  

«Los asistentes volcarán su opinión en las RRSS»

  • El engagement del evento:  Para conocer la opinión de los asistentes, lo mejor es hacer una encuesta online. Además, hay que tener en cuenta que las RRSS son el lugar donde los asistentes volcarán su opinión, tanto si esta es positiva como si es negativa.  

 

  • ¿A la gente le interesa la marca después del evento? Además de analizar cómo han influido las apariciones en medios editoriales y menciones en redes sociales, es recomendable que la difusión continúe una semana después. Se percibirá en el volumen de ventas, en el tráfico del sitio web, en el número de seguidores en RRSS y en las conversiones en leads potenciales.  

 

  • Cuántas personas han comprado el producto después del evento: Además de para mejorar la notoriedad de la marca, los eventos corporativos se organizan con el objetivo de vender más.  
     

Cuando termina el evento, empieza la segunda parte de nuestro trabajo: analizar todo el proceso creativo y logístico para mejorarlo. Anímate a medir resultados y veamos juntos cuál es tu margen de mejora. ¿Empezamos?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario