Los últimos meses han sido, probablemente, los más surrealistas e inesperados a nivel colectivo que vivamos nunca. Hemos salido de nuestra zona de confort para encerrarnos en casa. Hemos vivido situaciones emocionales desconocidas. Y cada persona lo ha afrontado como ha podido o sabido. ¿Tú también has notado cierta ansiedad estos meses? La incertidumbre por no saber qué va a pasar a veces ha desembocado en la falta de concentración. 

La periodista Carme Chaparro o la ilustradora Sara Herranz han comentado en los últimos días que no están siendo tan productivas como les gustaría. Ahora que tenemos todo el tiempo del mundo, nos encontramos con un bloqueo creativo. Trabajar desde casa nos permite ser más flexibles, pero debemos intentar ser lo más rígidos posible si queremos mantener la concentración y progresar en nuestras tareas.  
 

¿Qué factores afectan a la concentración? 

Algunos factores externos pueden impedirnos desarrollar nuestra creatividad y afectan a nuestra concentración. 

  • Hemos cambiado nuestro entorno de trabajo: Convivimos con pareja, hijos, familia o compañeros de piso que obligan a que existan más interrupciones de las que estamos acostumbrados. ¿Ha visto el vídeo en el que Katie Stevens retrata esta realidad? Esto afecta negativamente a la capacidad de concentración. Además, empezar a desarrollar las tareas desde el teletrabajo requiere de un proceso de aprendizaje.
  • Pensamientos negativos: Relacionados con la incertidumbre laboral o sanitaria, pueden ser una gran barrera que limita nuestra concentración y motivación.  
  • Tenemos miedo, pero es normal: Se trata de una emoción básica y necesaria, pero debemos evitar que nos desborde y nos impida llevar una vida normal.  
     

Cómo recuperar el foco creativo 

Estos son algunos de los tips que podemos seguir para atraer la creatividad con nuestro canto de sirenas: 

  • Olvídate del móvil: Desconecta de las RRSS, que son interferencias para tu cerebro. ¡Ya está suficientemente alterado por el bombardeo constante de información! Si no necesitas el teléfono en tu trabajo, lo mejor es dejarlo lejos hasta que puedas utilizarlo en el descanso.
  • Inaugura un nuevo espacio de trabajo: Si puedes, adapta un rincón apartado de la casa. Lo ideal para atraer la concentración es mantener el orden y darle un toque personal.
  • ¿Conoces la técnica pomodoro?: Enfócate en una tarea al máximo nivel de concentración durante 25´y descansa luego 5´. Normalmente podemos estar de 90 a 110 minutos realizando una actividad, pero con la nueva realidad, tenemos que aprender a bajar nuestros estándares.
  • Pon nombre a tus sentimientos y emociones: el desahogo con otras personas te ayudará a sentirte mejor. El estado emocional afecta al estado cognitivo y al sentirnos mejor con nosotros mismos, el cerebro tendrá menos preocupaciones que le distraigan durante la jornada. 
     
    Además, para lograr la concentración y la motivación, puedes ponerte metas y objetivos. Eso sí, recuerda que debemos ser realistas y no pedirnos imposibles.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario