Llevas meses preparando un gran viaje y, quizás, hasta años con él en la cabeza. Quedan minutos para embarcar en tu avión y conocer ese país. Es una expectación que mezcla ilusión y una chispa de nervios. ¿Sabes que esa sensación también la tienen nuestros viajeros en un gran incentivo o en los viajes de experiencia de marca?

 

¿Cómo hacer que los meses previos sean ya parte del viaje?

 

Preparando el equipaje

Preparando el equipaje

 

1.- Cuéntalo de manera atractiva y cómoda: Utiliza una App con toda la información. Las opciones nativas y descargables desde cualquier store le facilitarán la vida al viajero . El formato webapp también es muy fácil de utilizar.

 

2.- Formulario de registro: Aproximadamente un mes y medio antes de la fecha, pediremos la información personal de quienes van al viaje. Esto nos ayudará a agilizar todos los trámites y crear una experiencia personalizada. Intolerancias, dietas especiales o gustos musicales son detalles que no se te pueden escapar.

 

3.- Ser previsor/a vale por dos: Muchos de los viajeros aún no conocen el destino. Dales todas las claves durante las semanas previas al viaje para limitar al mínimo los imprevistos. Las recomendaciones sobre protección solar, tipo de prendas aconsejadas o costumbres del país nunca están de más. Y no olvides darles pistas si tenéis una cena de gala sobre el dress code ¡elegantes siempre!

 

4.- Kit previo al detalle: Un par de semanas antes del inicio del viaje, envía un kit con un packaging atractivo y un interior sorpréndete. Siempre será un éxito. Adáptalo al destino y al  perfil de tus viajeros. Elige una mochila de expedición y unos prismáticos si vas a Kenia. ¿Te animas con una cámara instantánea y un plano de shopping para Nueva York?

 

5.- ¿Alguna duda? Llámame y te explico todo: probablemente antes del viaje los invitados   tengan aún cuestiones por resolver. Poder contactar con la agencia y obtener una respuesta cercana es esencial. Establece lazos de confianza con tus viajeros aportándoles los datos necesa- rios para que vivan una gran experiencia.

 

Estos son nuestros imprescindibles pero, a partir de aquí ¡todo es posible! Un viaje comienza en ese mágico momento en que empezamos a imaginarlo. ¿Se te ocurren más ideas para hacerlo inolvidable?