Ya lo decía Pablo Picasso: “Cuando llegue la inspiración, que me encuentre trabajando”. Sin embargo, a veces no llega. Por mucho que nos estrujemos el cerebro para sacar adelante un briefing, hemos perdido la capacidad de crear una idea brillante para un evento, un concepto original o un montaje novedoso

 

Bloqueo creativo en eventos.

Pero queremos que este post sea un mensaje de esperanza: si la creatividad no nos acompaña, podemos salir a buscarla. Cuando se nos atasca un brainstorming, el primer paso es analizar la situación: ¿cuáles pueden haber sido las circunstancias que nos han bloqueado? 

Aunque el estrés está asociado a nuestra profesión, es el peor enemigo de la creatividad: cuando tenemos la mente ocupada con muchas ideas, estas crean un muro que impide que surjan otras nuevas. También puede ocurrir que no nos atrevamos a dar el paso de ponerlas en voz alta. Para luchar contra la inseguridad, lo mejor es lanzarnos a la piscina: ¡de una idea no tan buena puede surgir otra brillante! Ser demasiado perfeccionistas, estar cansados o que el proyecto no nos motive son otras razones por las que puede no estar encendiéndose la bombilla.  
 

¿Qué hacer para recuperar la creatividad? 

Cuando somos víctimas de un bloqueo creativo, no todo está perdido. Hay algunas estrategias que podemos seguir para superarlo: 

    • Colgar el cartel de “Vuelvo en cinco minutos”: No hace falta desaparecer un día entero. Un par de horas pueden ser suficientes para conseguir que el cerebro desconecte. El mindfulness también nos ayudará a encontrar la razón de nuestro bloqueo creativo y mejorar la capacidad para innovar a la hora de trabajar.  
    • Respetar las horas de sueño: Una de las claves para que el trabajo sea productivo es estar descansado. Podemos incluir en nuestro planning cuándo dormir o utilizar apps que midan la calidad del sueño para no interrumpirlo en las fases importantes. 
    • Mover el esqueleto: El deporte nos ayudará a gestionar el estrés y a liberarnos de la tensión. Correr, hacer pádel, bici… ¡quien no se activa es porque no quiere!
    • Libera las tensiones: ¿Has probado a escribir como forma de desahogo? Se trata de escribir automáticamente, sin intención de que otros nos lean. Poner en palabras lo que nos preocupa y no nos deja seguir nos servirá como desahogo y ayudará a deshacer ese bloqueo. 
    • Soluciones, bienvenidas: De una idea que en principio no merece la pena, puede salir otra que sea la mezcla de muchas u otra completamente diferente. Además, ver ejemplos de otros eventos nos puede ayudar a despertar la creatividad. 

¿Una idea creativa nace, se hace… o se despierta? 

2 comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario